12.12.13

INCÓGNITAS DEL MAÑANA.


Buenas noches queridos televidentes amantes de lo anormal... Así empezaba la mejor canción, y la menos conocida, de José Luís Perales. Una canción denostada por los medios musicales de la época y que es el himno que cantamos en nuestro interior para no dejar de recordar quienes queremos ser y que es lo que no nos gusta.
Por sorpresa y sin avisar, un esoterista televisivo de medio pelo, se interesa por nosotros, nos critica, nos denuncia, y es víctima de la oscura fuerza que posee este Festival que lleva dando por saco toda la vida y que no hay manera de finiquitar. Un festival que utiliza la utilización del medio cinematográfico como posible vía crítica y que pretende, entre un millón de cosas, tratar de entender y afrontar todo lo relativo al devenir de nuestros funestos destinos.